25 de mayo de 2006

...nunca dejamos de aprender...


...De pronto se cerró la pueta...había quedado completamente sola....era un día frio, afuera, una llovia torrencial se dejaba caer en todo su esplendor...decidi ir a maravillarme con tal espectaculo por lo que me acomode en uno de los ventanales mas enriquecedores de mi casa...suspiré profundamente...el paisaje habia provocado en mi una extraña sensacion de melancolia y satisfaccion a la vez...ya han pasado sesenta años, pensé....sesenta años desde que decidi venir a vivir a este lugar....aun recuerdo las caras de mis padres cuando les dije que me marcharia de casa....a los 18 años una ya se cree casi dueña del mundo...no hay peligros, no hay premuras...en nuestras mentes solo existe vida...libertad...ganas de crecer, de hacer cosas, de cambiar el mundo...tantas cosas...recuerdo aquellos dias y no puedo evitar esbosar una sonrisa al rememorar todas esas imagnes....la vida nunca dejaba de sorprenderme y era maravilloso para mi descubrir algo nuevo cada dia; era renovador pensar en el cantidad de cosas que me faltaban por aprender...el hambre de vivir me hacia vibrar de ansiedad...y asi transcurrió toda mi vida...siempre buscando los detalles...los signos...esas maravillosas pequeñas cosas...
Sin embargo....no en vano la vida pasa....la rutina de pronto se apoderó de mi vida... entre el trabajo, las preocupaciones, mis hijos y mi familia en general, de pronto me vi en medio de un circulo rutinario el cual absorvio por completo todas mis ganas de vibrar con los regalos que a diario la vida solia regalarme ...crei que todo ya habia pasado por mis ojos, que ya nada quedaba por descubrir...cuando cumpli los sesenta de pronto crei que la vida había terminado para mí..mis hijos ya estaban crecidos, y mis nietos ya no me tomaban en cuenta...mi marido era el unico que aun no perdia esa antigua capacidad que tanto nos motivaba dia a dia a redescubrir los encantos de la vida....Un día, decidí acompañarlo en un viaje al desierto central de Australia.... çnecesitaba renovar mi espiritu...esa sensacion de quedar de pronto en el ovido me hacia peder la motivacion para vvir...
...Acampamos como hace mucho no lo haciamos, y como no había nada que hacer, ni nadie cerca, decidí emborracharme tal como lo hacia en aquellos tiempos de juventud y libertad....Después de la segunda copa, cogí una cámara de vídeo y me puse a filmar....Filmé el cielo, la tienda, todo lo que me parecia por algun motivo...simplemente especial...de pronto, la borrachera, vencio la tension de mis musculos y caí de golpe al suelo...Me quedé allí unos instantes, inmovil...de hecho me costo unos cuantos segundos tomar conciencia de que estaba tendida en el suelo...intente levartarme, sin embargo el bulto que hacia la camara en mi mano me dificultaba aun mas el trabajo...opte por quitarla de mi mano...y al hacerlo...instintivamente fije mi vista en la pantalla de ésta...era una fila de hormigas caminando a mi lado....me quede mirandolas fijamente durante unos cuantos minutos...era como si pudiese oír sus pasos, como si aquello fuese parte de un mundo en el que nunca había reparado...la borrachera terminó por vencerme y el mundo para mi se borró hasta que desperte en la tienda con mi marido mirandome fijamente...
-Estas bien...?-. Es el colmo mujer...a esta edad y aun haciendo esas tonterias...como se te pudo ocurrir emborracharte de esa manera!....y el golpe....te pudiste haber quebrado algo....!mujer...mujer! me estas oyendo lo que te digo?...
...Y mi mente de pronto parecio viajar nuevamente hacia la tierra...hacia esos infimos y maravillosos seres a los que jamas habia prestado las mas minima atencion...-tengo setenta y un años- dije para mis adentros....crei que la vida ya no tenia mas sorpresas para mi...y vaya como me equivoque...es increible advertir como la rutina nos va volviendo sobervios ante la virtud que existe...creemos que por tener un camino recorrido no tenemos nada mas descubrir, que ya todo esta dentro de nuestra cabeza y de nuestro corazon y que a esas alturas no nos queda mas que dedicarnos a enseñar todas esas lecciones que la vida nos dio en su momento, olvidandonos que tambien nosotros debemos seguir aprendiendo...tenia setenta y un años y acababa de descubrir un mundo maravilloso gracias a una borrachera...pense en la cantidad de cosas que aun no habia visto por el simple hecho, de que nadie se habia detenido a decirme que estaban ahi...hasta hace unas horas pensaba que la vida ya se habia acabado para mi....y ahora...lamentaba el haber perdido tanto tiempo pensando en el final de mis días, cuando aun me faltaban tantas cosas por descubrir....
Hoy ya han pasado siente años de aquella experiencia...tengo setenta y ocho años y aun siento que no se absolutamente nada...me levanto cada día con el mismo entusiasmo con el que levantaba sesenta años atras...con el mismo apetito de aprender... con mi marido seguimos saliendo...buscando....viviendo...sabemos que la vida ya se esta acabando para nosotros y por esa razon vivimos cada día como si fuese el ultimo...siempre lo hicimos...y creo que haci va a ser hasta el dia en que nos toque partir....la vida renació para mi...advertí que pese al tiempo no habia perdido mi capacidad de soprenderme ante las cosas que la vida cruzaba por mi camino y ese cambio espiritual es el que me hizo advertir que en esta vida no hay nadie que pueda decir "...la vida se ha acabado para mi...", ojala todos tuviesen la capacidad de advertirlo...nunca es tarde...


Simplemente Noa...

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Here are some links that I believe will be interested

Anónimo dijo...

Great site lots of usefull infomation here.
»

Anónimo dijo...

Your are Nice. And so is your site! Maybe you need some more pictures. Will return in the near future.
»

25 de mayo de 2006

...nunca dejamos de aprender...


...De pronto se cerró la pueta...había quedado completamente sola....era un día frio, afuera, una llovia torrencial se dejaba caer en todo su esplendor...decidi ir a maravillarme con tal espectaculo por lo que me acomode en uno de los ventanales mas enriquecedores de mi casa...suspiré profundamente...el paisaje habia provocado en mi una extraña sensacion de melancolia y satisfaccion a la vez...ya han pasado sesenta años, pensé....sesenta años desde que decidi venir a vivir a este lugar....aun recuerdo las caras de mis padres cuando les dije que me marcharia de casa....a los 18 años una ya se cree casi dueña del mundo...no hay peligros, no hay premuras...en nuestras mentes solo existe vida...libertad...ganas de crecer, de hacer cosas, de cambiar el mundo...tantas cosas...recuerdo aquellos dias y no puedo evitar esbosar una sonrisa al rememorar todas esas imagnes....la vida nunca dejaba de sorprenderme y era maravilloso para mi descubrir algo nuevo cada dia; era renovador pensar en el cantidad de cosas que me faltaban por aprender...el hambre de vivir me hacia vibrar de ansiedad...y asi transcurrió toda mi vida...siempre buscando los detalles...los signos...esas maravillosas pequeñas cosas...
Sin embargo....no en vano la vida pasa....la rutina de pronto se apoderó de mi vida... entre el trabajo, las preocupaciones, mis hijos y mi familia en general, de pronto me vi en medio de un circulo rutinario el cual absorvio por completo todas mis ganas de vibrar con los regalos que a diario la vida solia regalarme ...crei que todo ya habia pasado por mis ojos, que ya nada quedaba por descubrir...cuando cumpli los sesenta de pronto crei que la vida había terminado para mí..mis hijos ya estaban crecidos, y mis nietos ya no me tomaban en cuenta...mi marido era el unico que aun no perdia esa antigua capacidad que tanto nos motivaba dia a dia a redescubrir los encantos de la vida....Un día, decidí acompañarlo en un viaje al desierto central de Australia.... çnecesitaba renovar mi espiritu...esa sensacion de quedar de pronto en el ovido me hacia peder la motivacion para vvir...
...Acampamos como hace mucho no lo haciamos, y como no había nada que hacer, ni nadie cerca, decidí emborracharme tal como lo hacia en aquellos tiempos de juventud y libertad....Después de la segunda copa, cogí una cámara de vídeo y me puse a filmar....Filmé el cielo, la tienda, todo lo que me parecia por algun motivo...simplemente especial...de pronto, la borrachera, vencio la tension de mis musculos y caí de golpe al suelo...Me quedé allí unos instantes, inmovil...de hecho me costo unos cuantos segundos tomar conciencia de que estaba tendida en el suelo...intente levartarme, sin embargo el bulto que hacia la camara en mi mano me dificultaba aun mas el trabajo...opte por quitarla de mi mano...y al hacerlo...instintivamente fije mi vista en la pantalla de ésta...era una fila de hormigas caminando a mi lado....me quede mirandolas fijamente durante unos cuantos minutos...era como si pudiese oír sus pasos, como si aquello fuese parte de un mundo en el que nunca había reparado...la borrachera terminó por vencerme y el mundo para mi se borró hasta que desperte en la tienda con mi marido mirandome fijamente...
-Estas bien...?-. Es el colmo mujer...a esta edad y aun haciendo esas tonterias...como se te pudo ocurrir emborracharte de esa manera!....y el golpe....te pudiste haber quebrado algo....!mujer...mujer! me estas oyendo lo que te digo?...
...Y mi mente de pronto parecio viajar nuevamente hacia la tierra...hacia esos infimos y maravillosos seres a los que jamas habia prestado las mas minima atencion...-tengo setenta y un años- dije para mis adentros....crei que la vida ya no tenia mas sorpresas para mi...y vaya como me equivoque...es increible advertir como la rutina nos va volviendo sobervios ante la virtud que existe...creemos que por tener un camino recorrido no tenemos nada mas descubrir, que ya todo esta dentro de nuestra cabeza y de nuestro corazon y que a esas alturas no nos queda mas que dedicarnos a enseñar todas esas lecciones que la vida nos dio en su momento, olvidandonos que tambien nosotros debemos seguir aprendiendo...tenia setenta y un años y acababa de descubrir un mundo maravilloso gracias a una borrachera...pense en la cantidad de cosas que aun no habia visto por el simple hecho, de que nadie se habia detenido a decirme que estaban ahi...hasta hace unas horas pensaba que la vida ya se habia acabado para mi....y ahora...lamentaba el haber perdido tanto tiempo pensando en el final de mis días, cuando aun me faltaban tantas cosas por descubrir....
Hoy ya han pasado siente años de aquella experiencia...tengo setenta y ocho años y aun siento que no se absolutamente nada...me levanto cada día con el mismo entusiasmo con el que levantaba sesenta años atras...con el mismo apetito de aprender... con mi marido seguimos saliendo...buscando....viviendo...sabemos que la vida ya se esta acabando para nosotros y por esa razon vivimos cada día como si fuese el ultimo...siempre lo hicimos...y creo que haci va a ser hasta el dia en que nos toque partir....la vida renació para mi...advertí que pese al tiempo no habia perdido mi capacidad de soprenderme ante las cosas que la vida cruzaba por mi camino y ese cambio espiritual es el que me hizo advertir que en esta vida no hay nadie que pueda decir "...la vida se ha acabado para mi...", ojala todos tuviesen la capacidad de advertirlo...nunca es tarde...


Simplemente Noa...

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Here are some links that I believe will be interested

Anónimo dijo...

Great site lots of usefull infomation here.
»

Anónimo dijo...

Your are Nice. And so is your site! Maybe you need some more pictures. Will return in the near future.
»