23 de febrero de 2007

Cada cual a su manera...


...¿Por qué son tan difíciles?-. Preguntó cierta noche al Inglés. Notó también que el Inglés andaba malhumorado por la falta de sus libros.
-Para que sólo los que tienen la responsabilidad de entender los entiendan- respondió-. Imagina qué pasaría si todo el mundo se pusiera a transformar el plomo en oro. En oco tiempo el oro no tendría ningún valor.
"Sólo los persistentes, sólo aquellos que investigan mucho son los que consiguen la Gran Obra. Por eso estoy en medio de este desierto. Para encontrar un verdadero Alquimista que me ayude a descifrar los códigos.
-¿Cuándo fueron escritos esos libros? -preguntó el chico.
-Muchos siglos atrás. Deberías valorarlos, y valorar también el mensaje que ellos contienen.
-Pero cómo puedo valorar algo que no entiendo.... éste lenguaje tan lleno de simbolos es muy extraño.
El Ingles no respondió nada. Desde hacía varios días estaba poniendo atención a la caravana, tal como se lo había indicado el muchacho, y aun no conseguía descubrir nada nuevo, salvo el hecho de que los comentarios sobre la guerra aumentaban cada vez más.
Un buen día el muchacho le devolvió los libros al Inglés.
-Entonces aprendiste mucho!- dijo el otro lleno de espectación. Estaba necesitando alguien con quien conversar, para olvidar el miedo a la guerra.
-Aprendí que el mundo tiene un Alma y que quien entienda esa Alma entenderá el lenguaje de las cosas. Aprendí que muchos Alquimistas vivieron su leyenda personal y termiaron descubriendo el Alma del mundo, la Piedra Filosofal y el Elixir.
Pero sobre todo, aprendí que eas cosas son tan simples que pueden ser escritas sobre una esmeralda-.
El Ingles quedó decepcionado. Los años de estudio, los libros mágicos,las palabras difíciles, los aparatos de laboratorio! ....nada de eso había impresionado al muchacho. " Debe tener un alma demaiado primitiva como para comprender este tipo de cosas..." se dijo interiormente.
Ofuscado cogió sus libros y los guardo en los sacos que colgaban del camello.
-Vuelve a tu caravana- dijo. Ella tampoco me ha enseñado gran cosa.
El muchacho volvió a contemplar el silencio del desierto y la arena levantada por los animales.
"Cada uno tiene su manera de aprender. El aprende de sus libros y yo de la caravana. La manera de él no es la mía y la mía no es la de él". Si embargo sé, que ambos estamos en busca de nuestra Leyenda Personal, y yo lo respeto por eso, aun cuando los caminos y la forma para llegar a ella, sean total y absolutamenete diferentes...

[Adaptación fragmento El Alquimista, Paulo Coelho]

Simplemente Noa



1 comentario:

Guerreros de Luz. dijo...

A mi también me ha gustado ese libro , y el fragmento que has adaptado muy significativo , me gusta lo que transmite.

23 de febrero de 2007

Cada cual a su manera...


...¿Por qué son tan difíciles?-. Preguntó cierta noche al Inglés. Notó también que el Inglés andaba malhumorado por la falta de sus libros.
-Para que sólo los que tienen la responsabilidad de entender los entiendan- respondió-. Imagina qué pasaría si todo el mundo se pusiera a transformar el plomo en oro. En oco tiempo el oro no tendría ningún valor.
"Sólo los persistentes, sólo aquellos que investigan mucho son los que consiguen la Gran Obra. Por eso estoy en medio de este desierto. Para encontrar un verdadero Alquimista que me ayude a descifrar los códigos.
-¿Cuándo fueron escritos esos libros? -preguntó el chico.
-Muchos siglos atrás. Deberías valorarlos, y valorar también el mensaje que ellos contienen.
-Pero cómo puedo valorar algo que no entiendo.... éste lenguaje tan lleno de simbolos es muy extraño.
El Ingles no respondió nada. Desde hacía varios días estaba poniendo atención a la caravana, tal como se lo había indicado el muchacho, y aun no conseguía descubrir nada nuevo, salvo el hecho de que los comentarios sobre la guerra aumentaban cada vez más.
Un buen día el muchacho le devolvió los libros al Inglés.
-Entonces aprendiste mucho!- dijo el otro lleno de espectación. Estaba necesitando alguien con quien conversar, para olvidar el miedo a la guerra.
-Aprendí que el mundo tiene un Alma y que quien entienda esa Alma entenderá el lenguaje de las cosas. Aprendí que muchos Alquimistas vivieron su leyenda personal y termiaron descubriendo el Alma del mundo, la Piedra Filosofal y el Elixir.
Pero sobre todo, aprendí que eas cosas son tan simples que pueden ser escritas sobre una esmeralda-.
El Ingles quedó decepcionado. Los años de estudio, los libros mágicos,las palabras difíciles, los aparatos de laboratorio! ....nada de eso había impresionado al muchacho. " Debe tener un alma demaiado primitiva como para comprender este tipo de cosas..." se dijo interiormente.
Ofuscado cogió sus libros y los guardo en los sacos que colgaban del camello.
-Vuelve a tu caravana- dijo. Ella tampoco me ha enseñado gran cosa.
El muchacho volvió a contemplar el silencio del desierto y la arena levantada por los animales.
"Cada uno tiene su manera de aprender. El aprende de sus libros y yo de la caravana. La manera de él no es la mía y la mía no es la de él". Si embargo sé, que ambos estamos en busca de nuestra Leyenda Personal, y yo lo respeto por eso, aun cuando los caminos y la forma para llegar a ella, sean total y absolutamenete diferentes...

[Adaptación fragmento El Alquimista, Paulo Coelho]

Simplemente Noa



1 comentario:

Guerreros de Luz. dijo...

A mi también me ha gustado ese libro , y el fragmento que has adaptado muy significativo , me gusta lo que transmite.