6 de marzo de 2008

Mentiras...


El amor...
es extraño como a diario nos encontramos pronunciando esta palabra sin siquiera ser capaces de dar una definición cierta, precisa y concisa de lo que realmente es...
Solemos mencionarlo, representarlo, incluso sentirlo.
Lo vemos reflejado en gran parte de las cosas que nos rodean,
aveces huimos de él, aveces lo buscamos desesperadamente, en ocasiones agradecemos la oportunidad de ser capaces de experimentarlo y en otras... en otras ciertamente buscamos desesperadamente la forma de librarnos de él...
Y es que ciertamente el mundo de hoy no nos ayuda si estamos experimentando este último caso; spots, television y radio a cada momento nos lo recuerdan.
Cuando empecé a escribir me propuse no caer en eso,
quería tan solo contar historias,
expresar vivencias,
reflejar sentimientos,
ser sincera...
y es que siempre he tenido cierta reticencia a esa necesidad de algunos de expresar el amor en todo lo que los rodea,
y no es precisamente porque sea fría,
es mas bien porque siento que en todo lo que respecta al tema se cae en cierto idealismo,
la television y el cine creo han sido grandes gestores de eso.
Te muestran un amor tan idealizado que de pronto, cuando te encuentras en un mundo que no es precisamente el que te han hecho creer toda la vida, te das cuenta que las situaciones suelen ser muy diferentes a las que se presentan en las películas y muchas veces te niegas inconscientemente a aceptar tu realidad.
Comienzas a ver pasar el tiempo por la vereda del frente,
te niegas a aceptar algo diferente a lo que has esperado toda la vida
y es por eso que hoy en día hay tanta gente sola...
Si hasta la canciones lo hacen!
y personalmente,
creo que la mayor parte de las canciones de amor están llenas de mentiras,
no todas por supuesto...
en su gran mayoria dicen lo que queremos escuchar,
lo que nos hace sentir bien, nos da esperanzas, nos seduce o que se yo...
Por supuesto, como en todo orden de cosas,
tenemos la libertad de creernos o no lo que nos dicen,
aunque bien sabemos que es agradable y esperanzador pensar que todo lo que escuchas es reflejo de una realidad que espera por ti...
Y la verdad es que tampoco es reprochable que las cosas sean así,
si son, es porque nosotros les permitimos ser parte de lo que somos,
y pese a que aveces sabemos que gran parte de su contenido esta lleno de mentiras, lo aceptamos, incluso, somos capaces de caer en el juego...
y es que quien no ha mentido alguna vez?
Todos lo hemos hecho,
las mentiras son parte de nuestra naturaleza
al menos eso es lo que creo
y no lo tomo a mal pues siento que una mentira no siempre va acompañada de maldad,
por ejemplo,
todos hemos vivido en algún momento de nuestras vidas una despedida,
y bien sabemos que muchas de ellas están llenas de promesas vanas,
todos en algún momento hemos disfrazado un adiós con un "no llores, nos veremos pronto..."
sabiendo muy bien que la fragilidad de ese "pronto" puede dilatar años el reencuentro si es que lo hay; y que si lo decimos no es mas que para calmar la tormenta que desata el cortar un lazo...
...Quien no ha haya mentido alguna vez,
o quien este libre de culpa, como dice la historia, que tire la primera piedra...
Y es una vez escuche que las despedidas en sí tienen un protocolo que hace necesario mentir para no sentirse culpable o responsable del fracaso que supone que el amor se acabe...
y es que todos sabemos que lo peor del amor cuando se acaba, es que se acaba...
El peso que nos provoca el ser responsables de un hecho así nos hace caer en ese tipo de mentiras,
de pronto la carga es tan grande que buscamos a como de lugar eludir la culpa de alguna manera y terminamos mintiendo... y es mas...seguimos mintiendo...
Cuando nos enfrentamos a una despedida en la que somos forzados a participar,
la desesperacion es tal que somos capaces de ir más allá y disfrazamos nuestro dolor con un "no te preocupes, yo voy a estar bien, yo lo que quiero, en realidad lo que siempre he querido es que tu estés bien, por lo demás, tienes una vida llena de oportunidades por delante"...
Incluso en los casos en los que hay terceras personas involucrados en ella, nos volvemos especialmente hipócritas (suena fuerte, pero si estas hablando de dejar de disfrazar las cosas no debería espantar no?) y salimos con ese: "... tranquilo, ya te dije que voy a estar bien, si esa tipa te hace feliz, pues ve, yo no soy quien para detenerte...se feliz...ella es una buena mujer..." , sabiendo muy bien que ese "yo estaré bien", sobretodo por el detalle de que te ves obligado a despedirte por culpa de otra persona, puede tardar meses...y para algunos... incluso años...
De pronto, en medio del dolor te encuentras consolándote con la idea de que sabemos bien que no van a durar mas de tres meses por la cantidad de mañas que ella le tendrá que aguantar... (al menos eso esperamos o queremos creer...) aunque muchos lo nieguen, ese suele ser gran consuelo... lamentablemente...
Y lo peor es después, después de que dejaste a esa persona con tu despedida ideal.
Se supone que estas bien porque se lo dijiste, y la realidad es que en absoluto lo estas,
te empiezas a torturar preguntándote si la llevara a los mismos lugares donde te llevaba a ti,
si se harán las mismas promesas,
si se dirán las mismas mentiras,
si se profanan por las mismas cosas y lo que es peor,
si se reconciliaran de la misma forma...
Y te devanas los sesos preguntándose que pasara ...y en fin,
pero él esta bien, y eso te debería hacer feliz no?
Cuando tocas fondo se suelen ver los dos caminos,
el camino mas fácil es cultivar el odio
declarar la guerra, llenarse de rencores,
esperar que las cosas no resulten y comezar a girar en torno a algo que yo te corresponde,
y el otro,
el otro es el mas difícil, pues te obliga a reconstruir cimientos agrietados...
La verdad es que nos guste o no, eso a lo que llamamos amor va de la mano de eso a lo que llamamos felicidad y eso a lo que llamamos sufrimiento,
el límite es frágil, el camino hacia él también,
y es que el amor esta hecho para valientes, lo demás... se quedan ahí...
... y lamentablemente, muchos nos quedamos ahí...
Quizás si dejásemos de aparentar cosas que no somos las cosas resultarían mas fáciles,
las penas pasarían mas rápido,
y es que no tengo el por qué, pero si sé que hoy en día hay una epidemia de orgullo y corazas tan grande, que ya es muy difícil encontrar personas que se muestren en esencia...
Estamos llenos de temores, llenos de historias sobre nuestros hombros,
preferimos mentir y aparentar cosas que no somos con tal de que no nos vean débiles,
preferimos ocultarnos bajo nuestro pasado en lugar de arriesgarnos a vivir de nuevo...
Optamos por el camino mas fácil...
Y no se si haya una escuela en donde te enseñen a hacer lo contrario,
algunos dicen que la escuela mas grande es la vida,
puede ser... de pronto sería conveniente tener la receta que quita nuestras corazas,
en lo personal me gustaría tener una despedida en la que por una vez me atreviese pronunciar en voz alta "si te vas , ojala que no sea muy lejos ni por mucho tiempo..." en lugar de un simple "adiós..."

3 comentarios:

Zen dijo...

El amor... complicado tema, como bien dices la vida es asi, debemos aprender a ser nosotros mismos, sin caretas, sin mentiras, para poder vivirlo de manera plena sin miedos.

Tienes razon en lo que dices, lo he vivido en carne propia, bueno todos lo hemos hecho mas de alguna vez, pero tengo buenas noticias, si hay caminos que podemos recorrer para aceptar el sufrimiento, y superar el apego que conlleva el amor, porque muchas veces el amor es malentendido como apego absoluto, y no es asi, los senderos para superar esto no son caminos faciles de recorrer... pero existen, y la recompensa es grande cuando comienzas a hacerlo. El que recorro yo es el Zen, asi como ese hay muchos mas.

"Como cada dia... la mañana trae nuevos aires, sopla una suave brisa, al parecer, sera un dia fresco"

Cariños y un abrazo

En el 5º anillo de Saturno dijo...

La verdad es que el Amor en mayúsculas dice tanto que no dice nada.Nadie sabe lo que es hasta que vive "un amor",que puede doler más que nada y hacerte reír y soñar como ninguna otra cosa.
Me ha encantado tu blog.Yo te invito a que des un paseo por el quinto anillo de Saturno.
Un besiño de una meiga
*Tuki

soñando eternamente dijo...

tomaste la idea de ismael serrano y la analisaste, realmente me gusto, al principio me parecia pero al ir terminando de leer me convencia cada vez mas, soy tantonta que cuando lo lei por primera vez al original llore =$ jaja pero ahora que lo leo al tuyo me doy cuenta de lo cierto que es, es duro pero hay que asumirlo, yo soy de las personas que se quedan en el camino, que no triunfa por temor, sera por eso que nunca tengo finales felices, siempre me propongo a eso pero nunca resulta y lo peor es que todos te dicen lo msimo "espera, ya va a llegar" o "es cuestion de tiempo", "el no era para vos" es facil decirlo pero cuando va a llegar? quien es para mi? "siempre elegis el menos indicado" y quien es el indicado? el amor es asi uno no elige de quien enamorarse..
me voy porque voy a terminar contandote toda mi vida jaja
espero que leas este comentario
besosss

6 de marzo de 2008

Mentiras...


El amor...
es extraño como a diario nos encontramos pronunciando esta palabra sin siquiera ser capaces de dar una definición cierta, precisa y concisa de lo que realmente es...
Solemos mencionarlo, representarlo, incluso sentirlo.
Lo vemos reflejado en gran parte de las cosas que nos rodean,
aveces huimos de él, aveces lo buscamos desesperadamente, en ocasiones agradecemos la oportunidad de ser capaces de experimentarlo y en otras... en otras ciertamente buscamos desesperadamente la forma de librarnos de él...
Y es que ciertamente el mundo de hoy no nos ayuda si estamos experimentando este último caso; spots, television y radio a cada momento nos lo recuerdan.
Cuando empecé a escribir me propuse no caer en eso,
quería tan solo contar historias,
expresar vivencias,
reflejar sentimientos,
ser sincera...
y es que siempre he tenido cierta reticencia a esa necesidad de algunos de expresar el amor en todo lo que los rodea,
y no es precisamente porque sea fría,
es mas bien porque siento que en todo lo que respecta al tema se cae en cierto idealismo,
la television y el cine creo han sido grandes gestores de eso.
Te muestran un amor tan idealizado que de pronto, cuando te encuentras en un mundo que no es precisamente el que te han hecho creer toda la vida, te das cuenta que las situaciones suelen ser muy diferentes a las que se presentan en las películas y muchas veces te niegas inconscientemente a aceptar tu realidad.
Comienzas a ver pasar el tiempo por la vereda del frente,
te niegas a aceptar algo diferente a lo que has esperado toda la vida
y es por eso que hoy en día hay tanta gente sola...
Si hasta la canciones lo hacen!
y personalmente,
creo que la mayor parte de las canciones de amor están llenas de mentiras,
no todas por supuesto...
en su gran mayoria dicen lo que queremos escuchar,
lo que nos hace sentir bien, nos da esperanzas, nos seduce o que se yo...
Por supuesto, como en todo orden de cosas,
tenemos la libertad de creernos o no lo que nos dicen,
aunque bien sabemos que es agradable y esperanzador pensar que todo lo que escuchas es reflejo de una realidad que espera por ti...
Y la verdad es que tampoco es reprochable que las cosas sean así,
si son, es porque nosotros les permitimos ser parte de lo que somos,
y pese a que aveces sabemos que gran parte de su contenido esta lleno de mentiras, lo aceptamos, incluso, somos capaces de caer en el juego...
y es que quien no ha mentido alguna vez?
Todos lo hemos hecho,
las mentiras son parte de nuestra naturaleza
al menos eso es lo que creo
y no lo tomo a mal pues siento que una mentira no siempre va acompañada de maldad,
por ejemplo,
todos hemos vivido en algún momento de nuestras vidas una despedida,
y bien sabemos que muchas de ellas están llenas de promesas vanas,
todos en algún momento hemos disfrazado un adiós con un "no llores, nos veremos pronto..."
sabiendo muy bien que la fragilidad de ese "pronto" puede dilatar años el reencuentro si es que lo hay; y que si lo decimos no es mas que para calmar la tormenta que desata el cortar un lazo...
...Quien no ha haya mentido alguna vez,
o quien este libre de culpa, como dice la historia, que tire la primera piedra...
Y es una vez escuche que las despedidas en sí tienen un protocolo que hace necesario mentir para no sentirse culpable o responsable del fracaso que supone que el amor se acabe...
y es que todos sabemos que lo peor del amor cuando se acaba, es que se acaba...
El peso que nos provoca el ser responsables de un hecho así nos hace caer en ese tipo de mentiras,
de pronto la carga es tan grande que buscamos a como de lugar eludir la culpa de alguna manera y terminamos mintiendo... y es mas...seguimos mintiendo...
Cuando nos enfrentamos a una despedida en la que somos forzados a participar,
la desesperacion es tal que somos capaces de ir más allá y disfrazamos nuestro dolor con un "no te preocupes, yo voy a estar bien, yo lo que quiero, en realidad lo que siempre he querido es que tu estés bien, por lo demás, tienes una vida llena de oportunidades por delante"...
Incluso en los casos en los que hay terceras personas involucrados en ella, nos volvemos especialmente hipócritas (suena fuerte, pero si estas hablando de dejar de disfrazar las cosas no debería espantar no?) y salimos con ese: "... tranquilo, ya te dije que voy a estar bien, si esa tipa te hace feliz, pues ve, yo no soy quien para detenerte...se feliz...ella es una buena mujer..." , sabiendo muy bien que ese "yo estaré bien", sobretodo por el detalle de que te ves obligado a despedirte por culpa de otra persona, puede tardar meses...y para algunos... incluso años...
De pronto, en medio del dolor te encuentras consolándote con la idea de que sabemos bien que no van a durar mas de tres meses por la cantidad de mañas que ella le tendrá que aguantar... (al menos eso esperamos o queremos creer...) aunque muchos lo nieguen, ese suele ser gran consuelo... lamentablemente...
Y lo peor es después, después de que dejaste a esa persona con tu despedida ideal.
Se supone que estas bien porque se lo dijiste, y la realidad es que en absoluto lo estas,
te empiezas a torturar preguntándote si la llevara a los mismos lugares donde te llevaba a ti,
si se harán las mismas promesas,
si se dirán las mismas mentiras,
si se profanan por las mismas cosas y lo que es peor,
si se reconciliaran de la misma forma...
Y te devanas los sesos preguntándose que pasara ...y en fin,
pero él esta bien, y eso te debería hacer feliz no?
Cuando tocas fondo se suelen ver los dos caminos,
el camino mas fácil es cultivar el odio
declarar la guerra, llenarse de rencores,
esperar que las cosas no resulten y comezar a girar en torno a algo que yo te corresponde,
y el otro,
el otro es el mas difícil, pues te obliga a reconstruir cimientos agrietados...
La verdad es que nos guste o no, eso a lo que llamamos amor va de la mano de eso a lo que llamamos felicidad y eso a lo que llamamos sufrimiento,
el límite es frágil, el camino hacia él también,
y es que el amor esta hecho para valientes, lo demás... se quedan ahí...
... y lamentablemente, muchos nos quedamos ahí...
Quizás si dejásemos de aparentar cosas que no somos las cosas resultarían mas fáciles,
las penas pasarían mas rápido,
y es que no tengo el por qué, pero si sé que hoy en día hay una epidemia de orgullo y corazas tan grande, que ya es muy difícil encontrar personas que se muestren en esencia...
Estamos llenos de temores, llenos de historias sobre nuestros hombros,
preferimos mentir y aparentar cosas que no somos con tal de que no nos vean débiles,
preferimos ocultarnos bajo nuestro pasado en lugar de arriesgarnos a vivir de nuevo...
Optamos por el camino mas fácil...
Y no se si haya una escuela en donde te enseñen a hacer lo contrario,
algunos dicen que la escuela mas grande es la vida,
puede ser... de pronto sería conveniente tener la receta que quita nuestras corazas,
en lo personal me gustaría tener una despedida en la que por una vez me atreviese pronunciar en voz alta "si te vas , ojala que no sea muy lejos ni por mucho tiempo..." en lugar de un simple "adiós..."

3 comentarios:

Zen dijo...

El amor... complicado tema, como bien dices la vida es asi, debemos aprender a ser nosotros mismos, sin caretas, sin mentiras, para poder vivirlo de manera plena sin miedos.

Tienes razon en lo que dices, lo he vivido en carne propia, bueno todos lo hemos hecho mas de alguna vez, pero tengo buenas noticias, si hay caminos que podemos recorrer para aceptar el sufrimiento, y superar el apego que conlleva el amor, porque muchas veces el amor es malentendido como apego absoluto, y no es asi, los senderos para superar esto no son caminos faciles de recorrer... pero existen, y la recompensa es grande cuando comienzas a hacerlo. El que recorro yo es el Zen, asi como ese hay muchos mas.

"Como cada dia... la mañana trae nuevos aires, sopla una suave brisa, al parecer, sera un dia fresco"

Cariños y un abrazo

En el 5º anillo de Saturno dijo...

La verdad es que el Amor en mayúsculas dice tanto que no dice nada.Nadie sabe lo que es hasta que vive "un amor",que puede doler más que nada y hacerte reír y soñar como ninguna otra cosa.
Me ha encantado tu blog.Yo te invito a que des un paseo por el quinto anillo de Saturno.
Un besiño de una meiga
*Tuki

soñando eternamente dijo...

tomaste la idea de ismael serrano y la analisaste, realmente me gusto, al principio me parecia pero al ir terminando de leer me convencia cada vez mas, soy tantonta que cuando lo lei por primera vez al original llore =$ jaja pero ahora que lo leo al tuyo me doy cuenta de lo cierto que es, es duro pero hay que asumirlo, yo soy de las personas que se quedan en el camino, que no triunfa por temor, sera por eso que nunca tengo finales felices, siempre me propongo a eso pero nunca resulta y lo peor es que todos te dicen lo msimo "espera, ya va a llegar" o "es cuestion de tiempo", "el no era para vos" es facil decirlo pero cuando va a llegar? quien es para mi? "siempre elegis el menos indicado" y quien es el indicado? el amor es asi uno no elige de quien enamorarse..
me voy porque voy a terminar contandote toda mi vida jaja
espero que leas este comentario
besosss