7 de abril de 2010

Ahora es cuando...


[...Ahora es cuando siento que me habría gustado alcanzar a decir que nunca quise que usted me amara con la furia de los ciclones, ni que mi sombra bailara mecida por la llama incandescente de su delirio.
Tampoco aspire a ser el espejismo capaz de delatar sus carencias,
ni menos su cautiverio, pues aunque haya llegado a serlo, jamas lo habría delatado.
De pronto solo me habría conformado con que me acompañara durante un rato para escuchar el latir de los días y hacernos saber mutuamente que estábamos el uno con el otro... nada muy complejo ni estructurado.
Nunca pretendí remover conciencias.
Habría sido hermoso, pero no brillo con tanto ardor.
Mi aspiración tan solo redundaba en hacerle saber que usted ya no estaba solo, que podía contar conmigo y saber que yo estaría con usted aun sin estarlo,
que cuando el despertador lo asaltara cada mañana arrancándole interrogantes,
cuando maldijera,
cuando se sintiera triste y airado,
cuando soñara mundos mejores,
cuando lo abrigara la esperanza,
cuando sentiera la certeza de poder cambiar el mundo,
de poder trabajar día a día por hacernos mas fuertes,
de poder hacer de nuestras vidas algo valorable, yo estaría con usted.
Y es por eso no quiero que me odie,
ni menos quiero el ejercicio rutinario de su rencor calmado,
pues aunque mis palabras evidencien mis faltas,
y ante su mirada vacía sea yo quien haya generado el huracán que abrió distancias irreparables entre nosotros,
y usted se obstine en hacerme cargar con el peso de sus decisiones,
no lo merezco...

Ahora es cuando el amor araña mi pecho con su garra implacable de tigre enojado,
cuando cada pena se siente como la última y definitiva hasta que me encuentro con la siguiente doblando en una esquina, y advierto que duele mas que la anterior, y vuelvo ilusamente a pensar que esta si es la definitiva...
Creo que este mes he descubierto que no importa que tan feliz o miserable podamos sentirnos, siempre es posible estar mejor o peor de lo que creemos estar ahora.

Ahora es cuando me sorprendo pensando qué es lo que hago, a que vine, recordando objetivos... buscando herramientas de escape que me permitan salir del sitio en donde estoy.
Me he visto en la obligación de conformarme con otras cosas, que no son pocas, y que han facilitado el avance en el camino:
recordar qué supone vivir,
recordar que cantar es bálsamo,
aprender, seguir aprendiendo como siempre,
reconocerme en el espejo,
brindar con mis amigos,
ganar,
llorar cuando lo desee sin culpa ni vergüenza,
estar ahí cuando lo requiera la gente que me necesite,
pelear contra los fantasmas del olvido,
reír cuanto mas pueda,
encontrar el secreto de las cosas simples,
sonreír con la misma facilidad de siempre,
no perder la luz que me ha caracterizado,
no perderme... aunque quizás deba decir, encontrarme y no volver a perderme,
seguir creyendo,
seguir regalando sonrisas,
seguir amando sin condicionar,
no olvidarme de las cosas esenciales,
no olvidar,
perdonar, que en el fondo no es mas que poder recordar sin que duela.. ese es el verdadero perdón femenino,
y volver a vivir... pero de tal forma que haga que todo valga la pena.

Hoy lo miro, porque ahora es cuando,
no mañana ni mas rato,
ahora es el momento en el que debo contemplarlo para grabarlo y tararearlo cuando esté lejos y usted aparezca como un destello lo suficientemente intenso como para dejar una quemadura en las retinas y en el alma,
y las sensaciones tomen tonalidades extrañas,
y lo mire a los ojos y no lo reconozca,
y lo que algún día sentí por usted se vuelva difuso
y se esfumen incluso hasta los recuerdos.
Y es que ahora es cuando porque necesito cerrar la puerta,
porque ya no es posible tocar mas fondo,
porque no merezco su rencor calmado ni sus culpas, pues no he de cargar con culpas que son solo suyas.
Y es que solo usted sabe cuanto sentimiento hubo,
y cuanto fue capaz de perder por ganar lo que para usted tenia mas valor.
Por mi parte respiro hondo, se cuanto hice, cuanta culpa real he de cargar y cuanta cargo gratuitamente, y no lo culpo... al fin y al cabo todas las despedidas tienen un protocolo que hace necesario que una o ambas partes desplacen las responsabilidades para no sentirse culpables o responsables del fracaso que supone que el amor se acabe.

Ahora es cuando advierto que es momento de cerrar el ciclo, no por orgullo, rencor, incapacidad o soberbia, sino porque sencillamente, la vida esta en constante movimiento, y ya es hora de seguirle el ritmo nuevamente...]

"Deja de ser quien eras, y transfórmate en el que eres..."
Simplemente Noa

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Daria lo que fuera por no volver a verte asi... a mi si me gustaria remover conciencias, aunque tampoco brillo con tanto ardor como dices, removeria mundos enteros por devolverle el brillo de siempre a tus ojos. Solidarizo con el sentimiento, si es que eso te aliviana la carga.

Un abrazo guerrera... usted es mas fuerte de lo que cree.


Jaime

Anónimo dijo...

Negra de mi corazon! usted y sus palabras del alma!

Tire pa'rriba mi negra linda! ya vendran sujetos que la valoren como usted se merece! usted lo unico q tiene q hacer es disfrutar la vida, dejarse querer y ser feliz porque eso es lo minimo que se merece por ser como es.

Cuidece! y siga radiente y hermosa como siempre! fue un gustazo verla hoy, su sonrisa como siempre iluminando y alegrando el dia.

Perrriiiiin!!! juajuajuaja Un beso negra!!

StarteCh dijo...

Hola carolina. Soy Tomas Recart P de Insomnio Constructivo, pasaba a saludarte y agradecerte el comentario, como tambien para decir que me encanto tu "Ahora es cuando".

Ahora es cuando es el momento de cerrar un ciclo, como bien dices y no solo de eso, sino que es el momento tambien para comenzar otro, un ciclo mejor, más madura, con más vida, más evolución, más conciencia y más ganas.

Un abrazo y mil saludos!
Agregame a Face si quieres: Tomas Recart Palma.

7 de abril de 2010

Ahora es cuando...


[...Ahora es cuando siento que me habría gustado alcanzar a decir que nunca quise que usted me amara con la furia de los ciclones, ni que mi sombra bailara mecida por la llama incandescente de su delirio.
Tampoco aspire a ser el espejismo capaz de delatar sus carencias,
ni menos su cautiverio, pues aunque haya llegado a serlo, jamas lo habría delatado.
De pronto solo me habría conformado con que me acompañara durante un rato para escuchar el latir de los días y hacernos saber mutuamente que estábamos el uno con el otro... nada muy complejo ni estructurado.
Nunca pretendí remover conciencias.
Habría sido hermoso, pero no brillo con tanto ardor.
Mi aspiración tan solo redundaba en hacerle saber que usted ya no estaba solo, que podía contar conmigo y saber que yo estaría con usted aun sin estarlo,
que cuando el despertador lo asaltara cada mañana arrancándole interrogantes,
cuando maldijera,
cuando se sintiera triste y airado,
cuando soñara mundos mejores,
cuando lo abrigara la esperanza,
cuando sentiera la certeza de poder cambiar el mundo,
de poder trabajar día a día por hacernos mas fuertes,
de poder hacer de nuestras vidas algo valorable, yo estaría con usted.
Y es por eso no quiero que me odie,
ni menos quiero el ejercicio rutinario de su rencor calmado,
pues aunque mis palabras evidencien mis faltas,
y ante su mirada vacía sea yo quien haya generado el huracán que abrió distancias irreparables entre nosotros,
y usted se obstine en hacerme cargar con el peso de sus decisiones,
no lo merezco...

Ahora es cuando el amor araña mi pecho con su garra implacable de tigre enojado,
cuando cada pena se siente como la última y definitiva hasta que me encuentro con la siguiente doblando en una esquina, y advierto que duele mas que la anterior, y vuelvo ilusamente a pensar que esta si es la definitiva...
Creo que este mes he descubierto que no importa que tan feliz o miserable podamos sentirnos, siempre es posible estar mejor o peor de lo que creemos estar ahora.

Ahora es cuando me sorprendo pensando qué es lo que hago, a que vine, recordando objetivos... buscando herramientas de escape que me permitan salir del sitio en donde estoy.
Me he visto en la obligación de conformarme con otras cosas, que no son pocas, y que han facilitado el avance en el camino:
recordar qué supone vivir,
recordar que cantar es bálsamo,
aprender, seguir aprendiendo como siempre,
reconocerme en el espejo,
brindar con mis amigos,
ganar,
llorar cuando lo desee sin culpa ni vergüenza,
estar ahí cuando lo requiera la gente que me necesite,
pelear contra los fantasmas del olvido,
reír cuanto mas pueda,
encontrar el secreto de las cosas simples,
sonreír con la misma facilidad de siempre,
no perder la luz que me ha caracterizado,
no perderme... aunque quizás deba decir, encontrarme y no volver a perderme,
seguir creyendo,
seguir regalando sonrisas,
seguir amando sin condicionar,
no olvidarme de las cosas esenciales,
no olvidar,
perdonar, que en el fondo no es mas que poder recordar sin que duela.. ese es el verdadero perdón femenino,
y volver a vivir... pero de tal forma que haga que todo valga la pena.

Hoy lo miro, porque ahora es cuando,
no mañana ni mas rato,
ahora es el momento en el que debo contemplarlo para grabarlo y tararearlo cuando esté lejos y usted aparezca como un destello lo suficientemente intenso como para dejar una quemadura en las retinas y en el alma,
y las sensaciones tomen tonalidades extrañas,
y lo mire a los ojos y no lo reconozca,
y lo que algún día sentí por usted se vuelva difuso
y se esfumen incluso hasta los recuerdos.
Y es que ahora es cuando porque necesito cerrar la puerta,
porque ya no es posible tocar mas fondo,
porque no merezco su rencor calmado ni sus culpas, pues no he de cargar con culpas que son solo suyas.
Y es que solo usted sabe cuanto sentimiento hubo,
y cuanto fue capaz de perder por ganar lo que para usted tenia mas valor.
Por mi parte respiro hondo, se cuanto hice, cuanta culpa real he de cargar y cuanta cargo gratuitamente, y no lo culpo... al fin y al cabo todas las despedidas tienen un protocolo que hace necesario que una o ambas partes desplacen las responsabilidades para no sentirse culpables o responsables del fracaso que supone que el amor se acabe.

Ahora es cuando advierto que es momento de cerrar el ciclo, no por orgullo, rencor, incapacidad o soberbia, sino porque sencillamente, la vida esta en constante movimiento, y ya es hora de seguirle el ritmo nuevamente...]

"Deja de ser quien eras, y transfórmate en el que eres..."
Simplemente Noa

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Daria lo que fuera por no volver a verte asi... a mi si me gustaria remover conciencias, aunque tampoco brillo con tanto ardor como dices, removeria mundos enteros por devolverle el brillo de siempre a tus ojos. Solidarizo con el sentimiento, si es que eso te aliviana la carga.

Un abrazo guerrera... usted es mas fuerte de lo que cree.


Jaime

Anónimo dijo...

Negra de mi corazon! usted y sus palabras del alma!

Tire pa'rriba mi negra linda! ya vendran sujetos que la valoren como usted se merece! usted lo unico q tiene q hacer es disfrutar la vida, dejarse querer y ser feliz porque eso es lo minimo que se merece por ser como es.

Cuidece! y siga radiente y hermosa como siempre! fue un gustazo verla hoy, su sonrisa como siempre iluminando y alegrando el dia.

Perrriiiiin!!! juajuajuaja Un beso negra!!

StarteCh dijo...

Hola carolina. Soy Tomas Recart P de Insomnio Constructivo, pasaba a saludarte y agradecerte el comentario, como tambien para decir que me encanto tu "Ahora es cuando".

Ahora es cuando es el momento de cerrar un ciclo, como bien dices y no solo de eso, sino que es el momento tambien para comenzar otro, un ciclo mejor, más madura, con más vida, más evolución, más conciencia y más ganas.

Un abrazo y mil saludos!
Agregame a Face si quieres: Tomas Recart Palma.